Se rebela Alemania contra medidas restrictivas a atletas trans

Se rebela Alemania contra medidas restrictivas a atletas trans

Ciudad de México, 27 de junio (BALÓN CUADRADO/Agencias).- Mientras el veto anunciado en días recientes a la participación de mujeres transgénero en competiciones internacionales femeniles de natación y rugby abrió la puerta para que otros deportes hagan lo mismo, el futbol alemán se rebeló contra esa tendencia: permite que los futbolistas trans, intersexuales y no binarios decidan por sí mismos si juegan para equipos de hombres o mujeres.

Ciudad de México, 27 de junio (BALÓN CUADRADO/Agencias).- Mientras el veto anunciado en días recientes a la participación de mujeres transgénero en competiciones internacionales femeniles de natación y rugby abrió la puerta para que otros deportes hagan lo mismo, el futbol alemán se rebeló contra esa tendencia: permite que los futbolistas trans, intersexuales y no binarios decidan por sí mismos si juegan para equipos de hombres o mujeres.

La Federación Alemana de Futbol (DFB, por sus siglas en alemán) aprobó una nueva regulación para jugadores de género no conforme con el estado civil diverso o no especificado.

También se aplica a los jugadores transgénero que ahora pueden cambiar en un momento determinado por ellos mismos o permanecer inicialmente en el equipo en que habían estado jugando previamente, detalló la federación en un comunicado.

«Siempre y cuando, aclaró, la actividad deportiva no afecte la salud de la persona mientras toma medicamentos, puede participar en el juego, por lo que la nueva regulación excluye la relevancia del dopaje».

Las nuevas normas entrarán en vigor la próxima temporada y se incorporarán al reglamento de juego de la DFB en todas sus categorías.

La federación germana es la más grande del mundo, con más de siete millones de miembros, más de 24 mil clubes, alrededor de 130 mil equipos y más de 2.2 millones de jugadores en todas sus ligas, divisiones y torneos.

Por otra parte, la atleta olímpica mexicana Liliana Ibáñez fijó su postura sobre la reciente medida de la Federación Internacional de Natación de prohibir la participación de mujeres transgénero en las competencias de élite.

Sin embargo, resaltó que se requerirán más estudios científicos para decidir si se permite competir a nadadoras que hayan comenzado su tratamiento médico para suprimir la producción de testosterona antes de la pubertad o alrededor de los 12 años.

Era una medida necesaria porque el tema estaba creciendo; explotó después de que Lia Thomas triunfó en las 500 yardas libres en la NCAA.

“No era sólo que compitiera, sino que les estaba ganando a atletas ranqueadas durante años y se acercaba a los récords de las mejores nadadoras históricas en Estados Unidos”, opinó Ibáñez, en entrevista.

“Y cuando Lia menciona que quiere competir en los Juegos Olímpicos, creo que ahí fue donde la FINA dijo, ‘o ponemos un hasta aquí ahorita o vamos a enfrentar un debate aún más grande’”, citó.

“Yo no puedo decir que esté mal que Lia quiera competir: está en todo su derecho porque es mujer, como trans, es mujer, pero en el deporte de alto rendimiento hay habilidades físicas”.

“Entonces, estoy en favor de las mujeres trans, pero también del juego limpio, así que creo que la FINA está tomando la decisión adecuada en abrir la categoría abierta, para que Lia y todas las que quieran competir lo puedan hacer”.

“Y (nosotros) donde no tengas que enfrentarte a mujeres que tengan cualidades físicas naturales superiores”, anotó la nadadora de 31 años, quien se formó en Estados Unidos y que aspira a competir en sus terceros Juegos Olímpicos en París 2024.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )