Greenpeace e Indignación contra Tren Maya; conservadores y traidores: AMLO

Greenpeace e Indignación contra Tren Maya; conservadores y traidores: AMLO

Ariel Velázquez

CDMX: Aprovechando las inconformidades de algunos grupúsculos contra el Tren Maya con la llegada de los militares para continuar con el proyecto;  supuestas organizaciones No gubernamentales (ONG’S), como Greenpeace e Indignación A. C.,  se montan nuevamente a desafiar con protestas y revivir amparos.

Greenpeace se manifiesta agresivamente en plenas obras de Tren Maya para victimarse e Indignación A. C., también y retoma los amparos judiciales que momentáneamente ordenaron para las obras en tanto no se estudie el fondo de sus alegatos.

Greenpeace e Indignación contra Tren Maya; conservadores y traidores: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador por su parte los calificó de «fifis», conservadores y seudoambientalistas; que le hacen el juego a intereses extranjeros como en tiempos de Maximiliano de Habsburgo; pero como recientemente lo reiteró. «Me hacen lo que el viento a Juárez».

Te puede interesar: Desconfianza en las ONGs por opacidad y corrupción

Y es que como se comprobó sobradamente dichas «ONG’s» (entre comillas, porque son todo menos eso); son financiadas por organizaciones extranjeras y buscan dar «un golpe como de Estado» desde el sureste del país; ahí están los supuestos «zapatistas», que tienen en el atraso y la marginación a toda una región de Chiapas desde tiempos de Salinas.

Y esas organizaciones «traidoras» como los califica AMLO, “apoyada con recursos del extranjero”, mantienen campaña negativa permanente contra México; para lo cual también utilizan las redes sociales y de manera presencial;  incitando a los indígenas a oponerse a los avances de las obras en el Sureste, que les dejará beneficios económicos respetando la naturaleza.

Greenpeace e Indignación contra Tren Maya; conservadores y traidores: AMLO

Pero dichas organizaciones se oponen porque al entrar el progreso a dichas comunidades ya no sería sus rehenes; ni las utilizarían para obtener millonarios recursos del extranjero. En pocas palabras se les acabaría el negocio donde han obtenido en los últimos años millones de dólares.

Te puede interesar también: Seudoambientalistas aferrados a frenar Tren Maya y Economía Productiva: AMLO

El mismo presidente Andrés Manuel López Obrador por enésima vez, confirmó que el Tren Maya respetará la flora y la fauna. Generará desarrollo social para decenas de comunidades indígenas olvidadas desde hace siglos.

Greenpeace e Indignación contra Tren Maya; conservadores y traidores: AMLO

En específico, la agrupación “Indignación A.C., Promoción y Defensa de los Derechos Humanos”, continúa sus ataques mediáticos a través de las redes sociales, siendo que como se sabe, en la selva no hay internet, de ahí que está usurpando sus voces y la voluntad de miles de mayas que si quieren para ellos y sus hijos un mejor futuro; no cabe duda que los intereses extranjeros con los millonarios apoyos tratan de seguir manipulando y explotando la “buena voluntad e inteligencia de los indígenas.

“La extrema derecha está en la zona”; muy conservadores, como Indignación A.C., se definen como civiles, tienen fuertes vínculos con las iglesias católicas o evangélicas y empresarios. Son reactivas, siempre existen, siempre están actuando política y socialmente con actividades como la guerra declarada a AMLO y el Tren Maya.

Greenpeace e Indignación contra Tren Maya; conservadores y traidores: AMLO

Greenpeace e Indignación contra Tren Maya

El Presidente contra todo ha reiterado en sus giras por los estados donde se construye el Tren Maya, que será una realidad; el proyecto que impulsa cada día más el turismo y la historia de la cultura maya y de los habitantes que recibirán todos los beneficios; no habrá amparos que frenen o descarrilen el Tren Maya; ni los grupos de ultraderechas como Indignación A.C; que en su momento los acusará SECTUR de encabezar litigios; abanderando causas que no son de las comunidades; sino de otros intereses económicos que no son de los pueblos mayas. Aunque el padre Raúl Lugo en su momento haya tratado de refutar que su Organización no es de ultraderecha; la historia; sus principios y acciones dicen lo contrario.

Puede interesarte: Congreso frenará ONGs “traidoras” y corruptas financiadas por extranjeros

FUERA ULTRA DERECHA

Los grupos conservadores mexicanos enfrentan un nuevo escenario en donde las comunidades indígenas ya no se dejan manipular a cambio de migajas.

Por eso con la entrada del Ejercito Mexicano,  Estos grupos radicales lo perciben como un riesgo y buscan  permanente victimarse como oposición por lo que han incrementado sus acciones durante toda la pandemia para impedir que el actual gobierno impulse sus  grandes proyectos y en donde el Tren Maya juega un papel fundamental.

Greenpeace e Indignación contra Tren Maya; conservadores y traidores: AMLO

Greenpeace e Indignación A. C., enojados porque sus millonarios subsidios desde el extranjero se les cancelan.

Cabe resaltar que la gran mayoría de las organizaciones se definen como civiles, tienen fuertes vínculos con las iglesias católicas o evangélicas, algunas se dicen pluri religiosas. A pesar de las históricas diferencias entre católicos y cristianos en México, han encontrado algo que los une; razón por la cual se afirma que Indignación A.C es de ultraderecha; fundada por el sacerdote “rebelde” padre Raúl Lugo.

Puede interesarte también: Peligroso que ONG internacionales operen a través de fundaciones locales

“Algunas de estas organizaciones son reactivas, pero siempre existen, siempre están actuando política y socialmente con actividades y no siempre quieren ser vistos y sólo se muestran cuando se sienten agraviados, sienten que sus valores, que la forma en que conciben el mundo, que su cotidianidad está siendo amenazada”, explicó Mario Virgilio Santiago Jiménez, investigador de la UNAM.

ATRAE INDIGNACION CASO DE AMPAROS DONDE TRIBUNAL COLEGIADO SUSPENDE TRES TRAMOS DEL  TREN MAYA  

El Tribunal Colegiado en Materias del Trabajo y Administrativa del Decimocuarto Circuito confirmó la resolución del Juzgado Cuarto de Distrito sobre el amparo presentado por la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal: la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) y las obras de los tramos 1, 2 y 3 del Tren Maya deben permanecer paralizadas.

Greenpeace e Indignación contra Tren Maya; conservadores y traidores: AMLO

Greenpeace e Indignación A. C., se montan nuevamente a desafiar con protestas y revivir amparos.

 

Como se recordará, el 30 de noviembre del 2020, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), por conducto de la Dirección General de Impacto y Riesgo e Impacto Ambiental (DGIRA); autorizó al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) la MIA en modalidad regional (MIA-R), para la ejecución del proyecto del Tren Maya en los tramos 1, 2 y 3; que van de Palenque, en Chiapas, a Izamal, en Yucatán. Ante ese panorama, el 20 de enero del 2021, la Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch’ Xíinbal, presentó un amparo por las violaciones al derecho al medioambiente sano y a sus derechos como pueblo maya originario; entre ellos, a obtener información y participar en las determinaciones que pueden afectar su territorio y recursos naturales, tal y como indica el Acuerdo de Escazú, ratificado en la actual administración.

Te recomendamos: Ambientalistas “extremistas” apuestan a la confrontación y no al dialogo con empresas

Como consecuencia de ese amparo, el Juzgado Cuarto de Distrito determinó conceder la suspensión definitiva: ordenó a la SEMARNAT y DGIRA dejar sin efectos la MIA-R y detener las obras de la fase 1, basándose, entre otras cosas, en la necesidad de aplicar el principio precautorio o indubio pro natura, pues “existe una incertidumbre sobre el verdadero impacto del proyecto en cuestión, por lo que debe entonces inclinarse la balanza de la justicia a favor de la naturaleza, especialmente al considerar, que su impacto tiene el potencial de trascender a las postreras generaciones y no solo a quienes habitan en la zona, sino incluso a todo el mundo en atención a la interdependencia de los sistemas ecológicos mundiales”.

 

 

Por ello, el 9 de abril del 2021, SEMARNAT y DGIRA impugnaron la resolución del Juzgado Cuarto ante el Tribunal Colegiado (recurso de revisión 168/2021), el cual confirmó la suspensión definitiva, reiterando los argumentos en su momento esgrimidos por el Juzgado Cuarto.

También determinó que “como el titular de la autorización reclamada es el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR Tren Maya Sociedad Anónima de Capital Variable); entonces corresponde a la responsable (SEMARNAT y DGIRA), ordenarle la paralización de los trabajos que tienen como soporte el acto reclamado, de tal manera que ni el citado Fondo como sociedad, ni cualquier particular involucrado con el mismo, puede actuar en ejecución con apoyo en el oficio reclamado.

Te recomendamos también: Lucran ONGs con el miedo e ignorancia de la gente para más financiamientos

En ese sentido, los efectos de la suspensión resultan claros, en cuanto a la precisión de cuáles son las consecuencias del acto reclamado que debían suspenderse, siendo estos el cese o paralización de los trabajos que se autorizaron con motivo del oficio de manifestación de impacto ambiental, que implicara deforestación o puesta en riesgo de especies animales y vegetales autóctonas de los territorios del Estado; de ahí la necesidad de que la responsable ordene al titular de la autorización el cese de sus trabajos”.

De lo anterior se interpreta que la suspensión opera en relación a los tres tramos correspondientes a la fase 1 del Tren Maya, con lo cual y según lo señalado por el Tribunal, deben detenerse las obras respectivas en tanto se resuelve el juicio de amparo presentado por Múuch’ Xíinbal.

Frente a estos hechos, es preciso puntualizar que, pese a la resolución del Juzgado, las obras no han cesado: han seguido su curso. Y es necesario señalar la preocupante reacción del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien ha insistido en señalar que el Tren Maya no se detendrá a pesar de lo resuelto de manera definitiva por un Tribunal Federal.

Esto evidencia una tendencia autoritaria que viola la separación de poderes y quebranta el estado de derecho. Las descalificaciones permanentes que el titular del Ejecutivo Federal ha hecho hacia quienes de manera legítima se oponen a este proyecto, representan una violación a la defensa de los derechos humanos, poniendo a quienes viven en las comunidades indígenas afectadas en riesgo, dado el contexto de alta vulnerabilidad en que se encuentran las y los defensores de los derechos territoriales y ambientales de México.  Firman  la Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch’ Xíinbal e Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos A.C.

Te puede interesar: ONGs hacen “negocios sucios” con quienes más contaminan: AMLO

ANTE AMPAROS Y ‘PSEUDOAMBIENTALISTAS LA GENTE QUIERE EL TREN MAYA: AMLO

La gente quiere el Tren Maya y es por su apoyo que se logrará la inauguración de la obra, pese a todos los obstáculos y amparos, dijo este lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia mañanera.

 “Sí vamos a inaugurar el tren aún con todos los obstáculos, es muy importante destacar que nos ha ayudado mucho la gente, que quiere la obra, porque imagínense si por donde va a pasar el tren haya inconformidad…todos estos que promueven los amparos ya nos hubiesen parado la obra”.

El mandatario insistió en que “supuestos defensores del medio ambiente, pseudoambientalistas” ya hubieran detenido la obra, pero no pueden porque la gente en los ejidos y los campesinos los están ayudando.

Greenpeace se manifiesta agresivamente en plenas obras de Tren Maya para victimarse e Indignación A. C., también

Debido al decreto sobre obras prioritarias, la construcción de los tramos 5, 6 y 7 que comienzan desde Playa del Carmen, Quintana Roo, hasta Escárcega, Campeche, Fonatur no tendrá que esperar la aprobación de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) y podría iniciar las obras con un margen de un año para recibir el aval definitivo.

Te puede interesar: Estafa de las ONG; reciben financiamiento de empresas petroleras que más contaminan

La MIA es un estudio para detectar los efectos que puede ocasionar una obra o actividad sobre el medio ambiente, y las medidas en las que puedan minimizar los daños.

En noviembre pasado se publicó el Acuerdo de las obras prioritarias y estratégicas en el Diario Oficial de la Federación, para que las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal otorguen la autorización provisional a la presentación y/u obtención de los dictámenes, permisos o licencias necesarias para  iniciar los proyectos con los presupuestos autorizados.

ACUSA SEMARNAT ¿DÓNDE ESTABAN LOS PSEUDOAMBIENTALISTAS CUANDO HACE AÑOS EMPEZÓ LA VERDADERA DEVASTACIÓN? 

El gobierno de la Cuarta Transformación trabaja en la remediación del desastre socioambiental que permitieron y promovieron administraciones pasadas para perpetuar el beneficio de unos cuantos por encima del bien común.

Las personas de la región quieren y ven en el Tren Maya un camino de esperanza para su bienestar y felicidad.

Representa un proyecto para la justicia social y ambiental en el sureste de nuestro país de la mano de las comunidades.

Ante las publicaciones que circulan en redes sociales, con desinformación o información errónea, en las que distintas personas y pseudoambientalistas hacen creer a la población en general que el Gobierno de México promueve la devastación medioambiental en el sureste mexicano, se comparten algunas situaciones graves de los últimos 30 años que sí han dañado la riqueza natural de esa región y que no fueron dignas de levantar la voz de quienes hoy se ostentan como defensores del medio ambiente.

 

Te puede interesar: “Greenpeace; religión perversa, corrupta; usa el miedo y la mentira”: Cofundadores

Se omitió atender el creciente problema de la deforestación y tala ilegal. Históricamente el sureste ha sufrido por la deforestación, y actualmente se ubica como la región más deforestada del país; de 2010 a 2017 la siembra de soya en el estado de Campeche pasó de 17 mil a más de 40 mil hectáreas. Solo en el municipio de Hopelchén, la superficie destinada a ese cultivo creció de 7 mil a 28 mil hectáreas, es decir 400%. La tala ilegal de maderas preciosas tropicales se incrementó en los últimos años, de 2000 a 2018, impactando incluso la Reserva de la Biósfera de Calakmul, la más grande de América Latina.

Se dieron permisos para la explotación minera sin considerar los daños al ambiente. La explotación de recursos minerales y pétreos se concedió sin consideración de los daños ambientales que ocasiona, permitiendo que se lleve a cabo también por debajo del manto freático y sus impactos son irreversibles, como sucedió con la empresa Calica, en Solidaridad, Quintana Roo. En 68 Áreas Naturales Protegidas (ANP) terrestres de nuestro país existen 1,862 concesiones mineras con una superficie total de traslape de 1.5 millones de hectáreas, como es el caso de la Reserva de la Biósfera El Triunfo, en Chiapas.

Se permitió la siembra de cultivos exóticos como la palma de aceite. Permitieron actividades económicas que contravienen las vocaciones naturales del sureste mexicano, como el cultivo de palma de aceite, el cual requiere de grandes cantidades de agua y un paquete tecnológico de agroquímicos, además de que provoca la compactación del suelo, lo que genera severas afectaciones ambientales….

Se autorizaron megaproyectos y obras de infraestructura que dañaron severamente al medio ambiente. Se permitió, e incluso se fomentó, el crecimiento desordenado y exponencial de la infraestructura turística e inmobiliaria en el estado de Quintana Roo, sin ni siquiera plantear medidas de compensación que mitigaran los impactos al medio ambiente. Particularmente en Cancún, Tulum y Bacalar, donde las consecuencias han ido desde la contaminación y privatización de las playas del Caribe Mexicano y el deficiente manejo de residuos sólidos y aguas, hasta la explotación de la riqueza natural, incluso dentro de Áreas Naturales Protegidas.

En este contexto, se empezó la remediación de este desastre socioambiental, por lo que se pusieron en marcha acciones, estrategias y programas que permitan detener y contrarrestar las prácticas que atentan contra el medio ambiente y la población, ya que también fomentamos un turismo respetuoso de la naturaleza y de las comunidades que habitan estos lugares.

Te puede interesar: Corrupción filantrópica en las ONG; Directores lucran con financiamientos

El Programa de Reforestación más grande del mundo. Estrategia contra la Tala Ilegal. Acuerdo histórico con la comunidad menonita.

Reconocimiento a las comunidades que cuidan y conservan el medio ambiente. Se mantiene el compromiso de proteger el medio ambiente ante esta actividad; y se realiza una revisión de las concesiones otorgadas en Áreas Naturales Protegidas.

Se interponen controversias constitucionales para proteger el medio ambiente. Se hace frente jurídico a los instrumentos de ordenamiento ecológico locales que no cumplen técnica y normativamente su fin; y favorecen la urbanización y los intereses inmobiliarios.

Con estas y otras acciones, se combaten los verdaderos problemas ambientales que hay en el sureste del país (Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo); y se implementa el Proyecto Tren Maya como una obra emblemática de este gobierno; que armoniza el desarrollo económico y social con la conservación de los recursos naturales. También es importante señalar que se está impulsando la conservación del territorio a través de la ampliación y creación de Áreas Naturales Protegidas.

En suma, representa un proyecto para la justicia social y ambiental en el sureste de nuestro país de la mano de las comunidades. Las personas de la región quieren y ven en el Tren Maya un camino de esperanza para su bienestar y felicidad en sus propias comunidades; a diferencia de lo que en administraciones anteriores se hacía para perpetuar el beneficio de unos cuantos; por encima del bien común, las necesidades y el desarrollo de los habitantes del sureste; y los empujaba a migrar, aun cuando son las guardianas y guardianes históricos del territorio y los recursos naturales

Lee también: Irresponsables, oscuras y de doble moral las ONG que manipulan código de ética

Reitera AMLO en respuesta a las ONGs: “No vamos nosotros a dejar de tratar estos temas y seguir adelante con los proyectos. Atacaron el aeropuerto, ahora es el Tren Maya, como lo están haciendo “artistas contratados”; seudoambientalistas, supuestamente preocupados por la defensa del medio ambiente y empiezan una campaña en contra del Tren Maya. Obra que será entregada al pueblo de México.

 

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )