Condenan negativismo de ONGS y su favoritismo a empresas extranjeras

Condenan negativismo de ONGS y su favoritismo a empresas extranjeras

Ante las actuaciones últimamente de las ONGs que se oponen a todo; condenan negativismo de ONGS; como únicos juzgadores y sus posturas son negativas a todo desarrollo y emprendimiento; no es de extrañar la gran cantidad de búsquedas en Google de la pregunta: “¿Son las ONG fiables, honestas, transparentes; “negocios sucios”; lavadores de evasores fiscales; nexos de organizaciones con financiamientos internacionales; a qué intereses responden, etc.?”, ya que se trata de una cuestión clave a la hora de decidirse por una ONG. Donar parte del dinero -que tanto cuesta ganar- no es una decisión sencilla, hay que asegurarse de que será tratado eficientemente.

La audiencia de cientos de ciudadanos lo externa y se cuestiona: Sí las ONG fueran honestas, transparentes y no un “gran negocio”; traerían beneficios a la sociedad y no desviarían sus objetivos; serían un canal maravilloso para que las personas pudieran actuar para resolver problemas reales; coherentes; sin “intereses oscuros”; pero seguramente no tendrían los cuantiosos ingresos que tienen ahora con millonarios financiamientos de Alemania y Estados Unidos.

Condenan negativismo de ONGS y su favoritismo a empresas extranjeras

Puede interesarte: Plaguicidas; principal contaminante de Cenotes, aseguran especialistas y ONGs

Esta situación real de las ONG; al menos las que ejercen su influencia en México, son poco confiables, y de que por más que sean con el fin de no lucrar, si lucran, y un buen porcentaje del dinero donado es para sus “negocios” personales; no así para destinar los recursos por las causas y necesidades de las gentes en las comunidades y sociedad urbana.

Otro de los puntos que el ciudadano “más común y corriente afirma es que “la actuación siempre de las ONG es negativa “en México “te pongo de ejemplo a “pueblo sin fronteras”, esta se prestó a juegos políticos, utilizando gente de Centroamérica con fines políticos y económicos. Deben de estar ganando muchísimo dinero, a pesar de que una ONG es creada sin fines de lucro. Y no vayamos tan lejos; así también lo es Indignación A.C; que para justificar los recursos que le llegan del extranjero; les declara la guerra a empresas productivas y pasan condenándolas y frenando su productividad. Por ONGs como esta, es que definitivamente sus actuaciones relevantes son negativas y perversas.

Te puede interesar: Mortal contaminación con productos químicos; ONGs toleran uso y abuso

Condenan negativismo de ONGS y su favoritismo a empresas extranjeras

Cabe precisar igual; que el problema no son las instituciones como tal: el problema es la deshonestidad de quienes la fundan; constituyen y financian; que la transforman en mecanismos e instrumentos de poder y control de conciencias sociales en las comunidades; donde se aprovechan de las necesidades y la pobreza. Se asientan para hacerse de una influencia con la que manipularán para acomodar sus intereses particulares y de sus financiadores; que no tienen nada que ver con lo que pretenden en sus objetivos específicos de Organismo no gubernamental.

Manipuladoras las ONGS

Las ONG verdaderamente altruista no aceptan financiamientos extranjeros, estatal ni privado, y por cierto la mayoría tienen conexiones teocráticas y son una mina inagotable por explotar. Por eso también a través de la religión algunas logran “manipulando la fe”; el control total en la gente.

Condenan negativismo de ONGS y su favoritismo a empresas extranjeras

De “humanitarias” “altruistas”; sólo tienen el nombre. La ONG; es una empresa que invierte el dinero que recibe (gracias a su fama bien engrasada) en multinacionales. Todos los voluntarios son ingenuos que creen estar haciendo el bien y solo son explotados inmisecordemente pues trabajan gratis. Sus trapos sucios se ocultan y maquillan hábilmente, y sus finanzas se fijan con ingeniería de contabilidad hecha a medida. Esta organización está acoplada a los erarios de muchos países contribuyentes.

Puede interesarte también: AMLO frena a seudoambientalistas artistas y empresarios corruptos en la Riviera Maya

Una evaluación de las organizaciones no gubernamentales es tarea difícil ya que hay que englobar entes muy diferentes entre sí (en cuanto al tamaño: grandes, pequeñas; en cuanto al trabajo que desarrollan: evaluaciones técnicas, trabajos de campo…; en cuanto a la motivación: religiosa, humanitaria, ideológica….) y cuyos comportamientos y resultados son prácticamente imposibles de etiquetar por falta de observaciones objetivas.

Condenan negativismo de ONGS y su favoritismo a empresas extranjeras

Una ONG; es “organización voluntaria, sin fines de lucro, autónomas e independientes del ámbito de los gobiernos, cuyos recursos se destinan a financiar proyectos o acciones emprendidos en el ámbito de la cooperación para el desarrollo”. No son “negocios para unos cuantos que dicen ser “humanitarios y preocupados por la pobreza; amasando fortunas.

“Organización voluntaria”..…   

Podemos decir que como concepto; es la parte más positiva que tienen las ONG: la solidaridad. Las ONG se nutren, principalmente, gracias de los recursos (humanos y de capital) que se ponen voluntariamente a su disposición. Las personas donan sus bienes y su tiempo para realizar acciones cuyo fin último (al menos en la intención) es ayudar al prójimo. Esta voluntad hace que tanto los críticos como las propias ONG puedan caer en el error de confundir solidaridad con caridad. La caridad no debería ser la motivación de una ONG, todo lo contrario, la principal motivación debería ser la creencia en que todos tenemos derecho a tener las mismas oportunidades independientemente de nuestras condiciones estructurales (lugar de nacimiento, sexo, características físicas…).

Te Recomendamos: Industria Petrolera: la que contamina más, que otras actividades productivas

Condenan negativismo de ONGS y su favoritismo a empresas extranjeras

La solidaridad no se trata, por lo tanto, de mostrar nuestro dolor y pena por una situación determinada sino de intentar cambiarla porque nos parece injusta. No es usar y abusar de la ingenuidad de la gente y ni las organizaciones extranjeras por dar más financiamientos impongan las reglas sobre los objetivos de las ONGs.

…sin fines de lucro?…

Se puede aplicar a algunas ONG, dando a entender que no se trata de organizaciones que reparten beneficios a fin de año entre sus accionistas sino que, si esos beneficios existen, los reinvierten en las actividades de la organización. El choque con la realidad se produce en el momento en que estas ONG (sobre todo las de mayor tamaño) compiten entre sí ávidamente por conseguir los fondos más jugosos y, además, pagan a sus directores y organizadores salarios desorbitados y muy “lucrativos”. Hay mucha competencia y mucho tiburón en el “mercado de la ayuda”; Indignación A.C; Greenpeace;  entre otras supuestamente ambientalistas son pruebas evidente de lucro con el medio ambiente; la pobreza y los derechos humanos.

Te recomendamos también: Manipula ONGs “cambio climático”; protege a industria energética que más contamina

..Autónomas e independientes del ámbito político; gobiernos y extranjeros?

Por un lado el hecho de que las acciones de las ONG estarían diseñadas y elegidas democráticamente por sus empleados y en cooperación con las ONG, asociaciones y, en definitiva, representantes de los beneficiarios de sus proyectos. Éste sería el ideal organizativo pero, en la práctica, los financiadores (tanto públicos; como privados) de las ONG suelen condicionar sus ayudas a determinadas actuaciones que no solamente se limitan a garantizar resultados, sino que penetran en la estructura de los proyectos y en la forma de llevarlos a cabo, rompiendo con el equilibrio democrático y autónomo.

También existe una amplia dependencia respecto a los medios de comunicación lo que puede conllevar la realización de acciones que no son tan importantes como otras, simplemente debido a que la opinión pública (es decir, los medios) así lo exige.

Puede interesarte también: Seudoambientalistas; racistas; tramposos; hipócritas; servidores del capitalismo: AMLO

Por otro lado, se refiere al hecho de que, al ser supuestamente apolíticas, no están ligadas a revindicar ningún ideal concreto y alienante que podría influir en su libertad de actuación. Esto tiene su parte positiva (que es la de conservar la independencia en el criterio) y su parte negativa. Con ésta última me refiero a que las ONG, se alejan del discurso de la acción política, de la queja, de la intención de cambiar cosas.

Se limitan arreglar los problemas que otros (el sistema capitalista) han creado sin dar un paso adelante para cambiarlos. Esta situación tiene esperanzas de mejora con la concienciación por parte del colectivo de las ONG de educar para el desarrollo (lo que implica, en mi opinión educar para ser conscientes de las injusticias y sus causas e instruir en la acción para cambiar esa situación) y con el reconocimiento por ellas mismas de su fuerza para actuar como presión política (con campañas que exigen a los gobiernos cambios concretos como la de “pobreza 0” o “ropa limpia”; a las empresas que compiten).

La independencia (tal y como se da en las ONG) tiene otra parte negativa, la de no ser responsable ante nadie de los resultados de sus acciones.

 

 

La falta de un sistema de evaluación de los proyectos y de responsabilidad ante los imprevistos o errores que puedan surgir una vez finalizados, es un problema que urge solucionar si las ONG; quieren que su impacto sea verdaderamente positivo.

…cuyos recursos se destinan a financiar proyectos o acciones?…

Podemos decir; que este es uno de los conceptos más controvertidos de la ONG. Por un lado alude a la idea de que las ONGS pueden realizar acciones o se fijan en situaciones que los Estados (o entes públicos) no son capaces de sobrellevar pero, por otro lado, mina el concepto de Estado de Bienestar como el conjunto de los derechos que por ley nos pertenecen a los ciudadanos.

Existe una suerte de sustitución (en las mentes de la gente pero también en los hechos) del bienestar público por las ONG. Lo cual me parece preocupante ya que mina los derechos fundamentales de las personas al dejar al libre albedrío del mercado (o de las decisiones de entes privados como las ONG) la satisfacción de sus necesidades básicas. Pero hay también una realidad que no pueden ocultar; que  las ONG se convierten en “servicios sociales en alquiler” que legitimen la caída del bienestar público; las leyes del darwinismo social y sus nexos con organizaciones internacionales..

También lee: Ficción, manipulación apocalíptica y circo las campañas de Greenpeace

emprendidos en el ámbito de la cooperación para el desarrollo”?

Algo complejo; en esta idea interviene de manera muy relevante el concepto de desarrollo;  la mayoría de las ONG entienden el desarrollo como una carrera de fondo, en el que hay unas regiones más atrasadas que tienen que “recuperarse” para poder alcanzar a las que las llevan ventaja y  así poder correr juntas por la pista al mismo ritmo y tiempo. Es una coyuntura que bien explotan para incitar a sus manifestaciones y defender intereses lejos de sus objetivos prioritarios.

El desarrollo consiste en salir de esta lógica que te mantiene atrasado en la carrera y seguir tu propia senda (fuera de la pista que siguen los demás) para poder así lograr mayor bienestar para todos. Pero lamentablemente para las ONGs si ese desarrollo no favorece a quienes les condicionan sus recursos; inmediatamente se convierten en acérrimos adversarios del desarrollo y progreso.

Las ONG deberían luchar por un concepto diferente al desarrollo como “recuperación”, deberían trabajar realmente por “otro mundo”, no limitarse a paliar las deficiencias de la economía de mercado y de intereses corporativistas de grandes negocios de extranjeros.

Te recomendamos también: “Oenegeísmo golpista” contra actividad económica y política

Las ONG son herramientas que pueden participar en la creación de “otra realidad” si resuelven satisfactoriamente sus problemas de identidad (caridad o solidaridad, y además ser consecuentes), propiedad (conservar su independencia organizativa o seguir los deseos de los donantes), dirección (la realización de proyectos encaminados a crear nuevas realidades a largo plazo o perpetuar la misma dinámica que produce los problemas de subdesarrollo) y de impacto (ser responsables de los resultados y buscar evaluación externa o hacer “chapuzas” y “si te he visto no me acuerdo”). Las ONGs como vemos están entrampadas y en este pleno siglo XXI solo exhiben que responden a intereses y no a las causas justas y sociales plasmadas en sus objetivos generales para la cual fueron creadas y autorizadas.

…lado oscuro de (algunas) ONG

Precisamente uno de los primeros problemas de las ONG: se escudan en su labor solidaria para reclamar inmunidad ante la crítica, el control independiente de sus cuentas o el escrutinio de sus miembros. Y debería ser al revés: precisamente porque muchas de ellas manejan dinero público y privado (luego llegaremos a eso) y donaciones cuyo objetivo es salvar vidas, su supervisión debería ser aún mayor.

Digo ‘algunas’ ONG porque hay muchas que hacen una gran labor y merecen admiración. No así  de los defectos y excesos de un movimiento que necesita urgentemente preguntarse qué fue de su espíritu originario.  Sus ineptitudes, corruptelas y abusos concretos de muchas ONG que ya no están a la altura de su importante labor.

Uno de esos defectos se encuentra en el hecho de que las ONG hayan dejado de ser lo que dicen ser: Organizaciones No Gubernamentales, la descripción que da nombre a sus siglas pero que ha perdido su coherencia. La mayoría de las principales ONG, y esto ocurre con especial frecuencia, obtienen una parte importante de sus ingresos. La consecuencia ha sido la pérdida de su independencia.

Las ONG han entrado en un juego en el que para mantener o aumentar el financiamiento que reciben; aparte de su uso o destino que le den; deben dedicar gran parte de sus recursos a la autopromoción. Cuando más se sale en los periódicos, mayor la subvención. Aunque la situación ha llegado al esperpento en el caso de los viajes pagados por ONG a periodistas e investigadores a modo, con el compromiso de ofrecer un amable reportaje a cambio. El trueque deja mal a ambos: la ONG que emplea recursos de los necesitados en viajes y lujos y los periodistas e investigadores que se contaminan con el mejor postor.

Sigue leyendo: Hartos de ONGs injerencistas y vividoras al servicio de intereses extranjeros: AMLO

Dicen las ONG que hablar mal de ellas desanima a los donantes; porque caen en el desprestigio y más bien deben de hablar bien de sus acciones negativas; de sus marchas y manifestaciones. Nada más lejos de la intención. Pero no hacerlo, manteniendo la inmunidad a la crítica que demandan muchas organizaciones, sólo contribuye a acelerar la decadencia que vive una parte importante del movimiento solidario. De ahí que quienes dan dinero a las ONG; son los grandes patrones.

Transparentes…?

Las ONGs para no dar cabidas a sus “malos y perversos manejos; debe ser transparente –la utilización prudente de los fondos, certificando el cumplimiento de los fines- supone una gran satisfacción y tranquilidad entre los donantes y destino de los recursos.

Claro que las malas prácticas de algunas organizaciones han manchado la encomiable labor de muchas ONGs que cumplían puntualmente con toda la legalidad que se les impone. La transparencia de las ONG es un factor clave que no es lo suficientemente conocido; evaluaciones y auditorías externas, tanto del sector privado como público; el origen y manejo de los financiamientos.

Todas las ONGs están obligadas por ley a hacer pública su estructura organizativa y, por supuesto, todas las subvenciones públicas que perciben como los convenios suscritos; deben rendir cuentas; cumplir íntegramente los principios de Transparencia y Buenas Prácticas de la Fundación; lealtad acreditada mediante un sello de las buenas prácticas y fiabilidad de una ONG. Y no como las “oscuras y misteriosas ONGs que se oponen a todo y son los verdaderos enemigos de la buena voluntad; de las buenas  bondades y del emprendimiento en pleno siglo XXI.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )