Biogás y fertilizantes con heces de cerdos; reducen efecto invernadero y contribuyen a la agricultura

Biogás y fertilizantes con heces de cerdos; reducen efecto invernadero y contribuyen a la agricultura

Es una forma ecológica de generar gas y fertilizantes. Permite reducir la cantidad de residuos sólidos urbanos, no genera gases de efecto invernadero y son renovables. Cuando se concluye el proceso de fermentación del estiércol de cerdo y obteniendo el biogás; la materia orgánica se utiliza como abono para el campo y jardines ya que sigue teniendo una gran cantidad de minerales que  ayudan a la fertilidad de la tierra.

Cdmx: Es importante no pasar condenando la contaminación; que es algo complejo en la supervivencia del ser humano; que cada día busca la calidad de vida en donde también se alimenta, crece, se reproduce y desde que ha existido sus principios de contradicción por naturaleza lo llevan también a encontrar los satisfactores y soluciones a “renglones torcidos de su existencia, su vida y quehacer mismo. Por eso ante estas circunstancias del mismo hombre, hay que ir sacando algo productivo; como ahora en el caso  de los desechos orgánicos de las granjas porcícolas; que también se producen no solo en las ciudades sino también en las zonas rurales, y una solución posible es el Biogás y fertilizantes.

Este nos puede ayudar a reducir las grandes cantidades de residuos orgánicos, pero no solo eso, hacerlo rentable ya que su producción no cuesta nada y al poderse utilizarse como fuente de energía reduce los gastos en electricidad u otros combustibles en las empresas.

Biogás y fertilizantes con heces de cerdos; reducen efecto invernadero y contribuyen a la agricultura

El principal motivo de sustentabilidad también es mejorar el trato al medio ambiente y formar una cultura en la que se aprovechen los recursos que tenemos que muchas veces no sabemos utilizar.

Uno de los propósitos de la producción de biogás a partir del estiércol es contribuir a la reducción de gases de efecto invernadero, pero también es una alternativa para obtener energía complementaria, al tiempo que resuelve problemas como la disposición final de desechos, malos olores, fauna nociva, transmisión de enfermedades y contaminación de mantos freáticos.

Esta tecnología como sabemos aprovecha las excretas de animales para producir biogás; genera energía a bajo costo, es accesible y fácil de transportar, y contribuye a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Para la producción del Biogás se utilizan recipientes hechos de concreto, plástico o metal usualmente, dependiendo si el uso va a ser casero o para cantidades mayores. También es necesario tubos y el alimento del contenedor. Estos contenedores deben estar cubiertos con un material que no permita la salida del calor, para obtener un mejor producto. La producción del Biogás no deja malos olores ya que el recipiente se conserva bien cerrado e impide que los gases salgan y cuando se saca el Biogás, como es quemado o se puede percibir olor alguno.

Te puede interesar: Carne de cerdo vitaliza el sistema nervioso, corporal e inmune y previene enfermedades

En otras palabras para poder tener un productor de Biogás no es difícil porque el material que se usa para hacer el contenedor con alimentadores y tubos necesarios es barato y también tomando en cuenta que lo que se usa para producir el gas se puede conseguir prácticamente sin costo alguno. Lo que sirve para la alimentación del contenedor son las heces; en este caso de cerdos; cualquier animal o en otro caso humano, también se pueden utilizar desechos orgánicos como cáscaras de fruta o verduras o jugo de estas.

El proceso consta básicamente de esto: Primero se colocan los desechos orgánicos y/o heces diluidas en agua dentro del contenedor, el cual de preferencia se deja en un lugar con sol ya cerrado para evitar que se escapen los olores y el Biogás que se producirá. La puesta del contenedor en el sol es para poder producir más gas en menos tiempo, haciendo que las bacterias trabajen con mayor rapidez. El proceso es basado en una digestión anaeróbica en la cual la materia orgánica al no tener oxígeno se descompone en forma de gas (CH4, CO2, H2, H2S) y minerales (N, P, K, Ca), también gracias a la participación de ciertas bacterias.

Finalmente los residuos son el Biogás y los minerales, llamados Bio-fertilizantes. Como su nombre lo dice, sirven para fertilizar. Por lo tanto es un ciclo muy fácil, el cual aprovecha todo y no deja residuos que no se puedan utilizar, haciendo posible sacar energía de lo que ya era considerado inútil.

Biogás y fertilizantes con heces de cerdos; reducen efecto invernadero y contribuyen a la agricultura

Cabe resaltar que el biodigestor es un depósito dispuesto en el suelo, que se cubre con un material flexible –en este caso plástico–, con capacidad para contener gases; se le coloca un alimentador, es decir, un tubo para la salida del gas y una válvula de seguridad para evitar fugas. Esta tecnología se alimenta con una mezcla de estiércol (de cerdo, vaca, gallina e incluso humano) y agua.

Esta tecnología permite generar energía a bajo costo, es accesible y fácil de transportar. Además, contribuye a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. El biogás tiene un poder calorífico equivalente al 70 por ciento del gas natural, concluyó.

Producción de biogás para y en las granjas

Granja porcina que utiliza los deshechos de los cerdos para la producción de biogás a través de un biodigestor y una turbina que consume el biogás, que en forma conjunta con un sistema de paneles solares generan energía eléctrica para su autoconsumo dentro de sus instalaciones.  Además este proceso permite limpiar las aguas sucias de la granja, las cuales se utilizan posteriormente para el riego de sus cultivos y la producción de abono orgánico. Cualquiera sabe que el estiércol es uno de los fertilizantes más comunes.

Puede interesarte también: Más empleos y bienestar a pueblos mayas trae la industria porcícola

Los medios de vida de los cerdos contienen nitrógeno y fósforo. La forma de estas sustancias es ideal para la disolución y es fácilmente absorbida por las plantas. Por lo tanto, el uso de desechos de cerdo como fertilizante no solo beneficiará al jardín, al campo; si no que también se convertirá en una forma indispensable de eliminarlo.

Características del estiércol de cerdo como fertilizante 

La diferencia entre el estiércol de cerdo es el hecho de que, debido a que los cerdos se alimentan tanto de plantas como de animales, el estiércol adquiere tales características: fresco, contiene un alto contenido de nitrógeno, lo que lo hace nocivo para las plantas, sin embargo, después de procesar el estiércol se convierte en un valioso aditivo, es muy ácido y no es adecuado para todos los suelos (puede reducir significativamente la fertilidad del suelo rico en suelo negro), tiene un bajo contenido de calcio, su proceso de descomposición es muy lento, lo que lo hace más efectivo en la etapa de humus, fresco contiene semillas de malezas, bacterias dañinas, microorganismos, su transferencia de calor es insuficiente para crecimiento de las raíces.

¿Es posible utilizar el estiércol de cerdo como fertilizante para saturar el suelo en el jardín de flores?.  Si la descripción de las plantas ornamentales no contiene una advertencia sobre los métodos de alimentación orgánica, entonces este fertilizante solo se beneficiará.

Biogás y fertilizantes con heces de cerdos; reducen efecto invernadero y contribuyen a la agricultura

Cómo y por qué usar abono de cerdo para fertilizar el suelo ¿Puedo usarlo? puro estiércol de cerdo como alimento para el suelo? El propósito del fertilizante es darle al suelo una acidez neutra o débil, así como enriquecerla con nitrógeno.

Cada cultivo de plantas (excepto las leguminosas) agota el suelo, reduciendo el suministro de nitrógeno. Este fertilizante es beneficioso para calabacín, pepino, repollo, calabaza y también es útil para cultivos que requieren nitrógeno. Tenga en cuenta que este suplemento no se puede combinar con otros que contengan nitrógeno.

Te recomendamos: Basura electrónica; “la nueva pandemia” de contaminación mortal en cenotes y subsuelos

Solo con el estricto cumplimiento de todas las reglas y proporciones descritas se puede usar estiércol de cerdo con beneficio y aumentar significativamente la productividad.

Biogás y fertilizantes con heces de cerdos; reducen efecto invernadero y contribuyen a la agricultura

Granja de cerdos convierte lodos en metano y fertilizantes

En Yucatán la granja de cerdos Chapab es una de las tantas que contribuye en la generación de biogas y fertilizantes y desmiente a grupos ambientalistas como Greenpeace e Indignación que se la pasan condenando y señalando todo lo negativo sin propuestas equilibradas algunas, ya que, aseguró, utiliza un sistema de planta de tratamiento que convierte los lodos en metano y también en fertilizantes que les sirve para cultivos de limón, hortalizas y miel, pues actualmente cumplen en un 80 por ciento lo que se conoce como “descarga cero” y esperan pronto llegar al 100%.

El fundador y presidente de Ciudadanos Hartos A.C., Humberto Reyes Montiel; su colaborador, Heyder Gabriel Solís Noriega, y el directivo de la granja, Jorge Antonio Zumárraga Novelo, indicaron que les parece que activistas de Greenpeace e Indignación están generalizando, toda vez  que la granja cumple las exigencias de la Norma 2021.

Tienen 100 colmenas y una producción anual de 1.5 toneladas de miel, de limón 500 toneladas; en cuanto a las hortalizas, lo que se produce se entrega a los trabajadores por un acuerdo que se realizó, y del pasto de rollo 70 mil metros cuadrados, que esto es para alimento de ganado.

A finales de 1980, junto con el incremento de la preocupación ambiental por parte de la sociedad y de la industria, la “descarga cero” pasó de ser una descripción técnica de un 100% de reciclaje de aguas residuales a ser “el objetivo”.

El principio de la “descarga cero” es reciclar todas las aguas residuales industriales. Esto significa que sean tratadas y usadas de nuevo en el proceso. Debido a la reutilización del agua, las aguas residuales no serían vertidas al sistema de alcantarillado o a las aguas superficiales.

Respecto a las lagunas donde se almacenan los lodos, señaló que es muy poco probable que se pueda dar una fuga, pero en caso que eso suceda el daño sería mínimo, ya que se trata de fertilizante.

Reyes Montiel dijo que los desechos del puerco entran a un filtro prensa que lo aplasta, saca el líquido y tira una masa seca.

“Lo sólido se vuelve a usar como alimento. El líquido pasa a la laguna negra satanizada por los ambientalistas, hay 2 divisiones, una para tratar aeróbica y la otra anaeróbica que se le inyecta yogur (bacterias que combaten a las malas) y se produce gas metano y dióxido de carbono, el metano es el combustible que sirve para electricidad. Con el dióxido de carbono se le vende a las refresqueras para el carbonato de sus bebidas y el líquido se puede convertir en fertilizante”.

Tajante advirtió  que ya basta de generalizar y no asustar a la gente diciendo que las megagranjas es sinónimo de contaminación, pues “abrimos en 2018 y nuestro objetivo es cumplir con las exigencias ambientales”.  Además están cada día en el camino de la sustentabilidad.

Biogás y fertilizantes para comunidades rurales

Otro modelo de contribuir en Veracruz. Estudiantes del Instituto Tecnológico Superior de Álamo Temapache, municipio del estado de Veracruz, se han dado a la tarea de crear un biodigestor. Puede utilizarse como una herramienta para la obtención de fertilizantes y combustibles biodegradables a partir de los “desechos en granjas”.

Este proyecto, que nació de la necesidad de ayudar a las comunidades de Álamo Temapache, prevé no solo mejorar la calidad de vida de sus habitantes, proporcionándoles beneficios económicos, sino que incentiva el aprovechamiento de desechos naturales al alcance de la mano para la obtención de productos de primera necesidad, como el gas de uso doméstico.

Te puede interesar: Irreversible contaminación de aguas negras; letales para el ser humano

El estudiante en ingeniería ambiental, Mario Alberto Alvarado Hernández, en entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, explicó los beneficios que aportaría este proyecto al sector agrícola. El biodigestor, prototipo que emprendió en colaboración de Javier Zúñiga Cabrera, estudiante de la misma carrera, es un depósito cerrado, donde la materia orgánica —desechos animales y vegetales— se fermenta para la obtención de dos productos: biogás y abono.

A partir de estos procesos se pretende no solo reducir los costos de operación en los cultivos, sustituyendo el fertilizante convencional por uno biodegradable, obtenido mediante la excreta de cerdos o de algún otro animal de granja, sino que se estaría trazando un plan de protección ambiental en el sector de la agricultura, ya que estos productos no dañan el medio ambiente.

Alvarado Hernández explicó que mediante la fermentación anaeróbica de la materia orgánica, se obtiene un residuo con propiedades altamente fertilizantes que, a su vez, genera un abono de alta firmeza para la producción agrícola que, a diferencia de los fertilizantes químicos disponibles en el mercado, no genera residuos tóxicos ni contribuye a la erosión de los suelos agrícolas.

Beneficios comunitarios

Mediante el tratamiento de excreta de cerdo en el biodigestor, los estudiantes han logrado la obtención de biogás de uso doméstico. Este combustible representa una alternativa sustentable y económica ya que su producción depende enteramente de desechos orgánicos, los cuales son fáciles de adquirir.

“Con este proyecto esperamos poder beneficiar a comunidades rurales que se encuentran en situaciones de pobreza extrema. Para que puedan tener gas doméstico de una manera gratuita mediante los excrementos de diferentes animales de granja, que ellos mismos crían. Además de reducir la contaminación atmosférica, puesto que es un producto completamente biodegradable”.

Este biogás se puede utilizar en unas cocinas rústicas que los mismos estudiantes diseñaron y construyeron para el uso doméstico. Están asociadas al biodigestor conectado por medio de una válvula que permite el paso del combustible orgánico hasta este prototipo de calentador, el cual está construido con materiales de bajo costo pero resistentes.

BENEFICIOS DEL BIOGAS:

El biogás es una forma ecológica de generar gas. Los primeros pasos de la extracción y fundamentos del biogás son los siguientes:

Se produce por la descomposición de residuos o materia orgánica. La tecnología que se requiere para poder producir biogás se llama biodigestor. Es bastante simple ya que consta de una cámara donde se incorporan los residuos orgánicos como restos de comida, cosechas, estiércol, etc.. Y se agregan bacterias anaeróbicas, que son las que degradan la materia que luego de un tiempo se transforma en metano.

Este gas se puede utilizar para calentar, cocinar y demás actividades como el gas natural. La ventaja es que permite reducir la cantidad de residuos sólidos urbanos, no genera gases  de efecto invernadero y son renovables.

También lee: Crece contaminación de gasolineras con residuos tóxicos y químicos en subsuelos y medio ambiente

Esta tecnología es económica y muy útil para escuelas, comedores comunitarios, emprendimientos industriales y agrícolas especialmente para zonas donde no llega el gas natural de red.

Puede también utilizarse para uso doméstico en las ciudades pero es necesario contar con una cantidad constante de residuos para poder generar gas. De los residuos orgánicos se puede generar energía eléctrica por lo que es un recurso importante que muchas veces es desaprovechado.

Es una gran solución para abastecer de servicios de electricidad y gas a pequeñas ciudades  y pueblos alejados. Lo que se requiere para que esta energía alternativa sea exitosa es concientizar a la población de lo importante de no desechar su basura orgánica sino aportarla en los biodigestores para que funcionen.

Biogás y fertilizantes con heces de cerdos; reducen efecto invernadero y contribuyen a la agricultura

Solo en Europa existen al menos 60 plantas de tratamientos de residuos orgánicos. Esta energía es absolutamente renovable y limpia por lo que realmente colaboramos en mejorar el medio ambiente con el uso de este tipo de tecnología. Uno de los beneficios es que no es costosa su elaboración, puesto que es producido con el excremento de algunos animales. En este caso fue el excremento de cuy. La producción de biogás no es muy contaminante porque es producto de un reciclado.

No es muy difícil producir biogás porque su elaboración solo necesita de un biodigestor y la materia prima (guano).

En conclusión; después de 4 semanas de fermentación dentro del contenedor completamente sellado, se produjo gas metano con el cual pudimos crear una flama.

Con esto estamos reciclando y creando un nuevo uso para desechos orgánicos. Al final, cuando se concluye el proceso de fermentación, la materia orgánica se puede utilizar como abono para jardines ya que sigue teniendo una gran cantidad de minerales que  ayudan a la fertilidad de la tierra y tener también buenas cosechas.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )